Usted está en : Portada : Crónica Miércoles 6 de agosto de 2008

Otway remata su centro científico

A la fallida subasta de la isla San Pedro por parte del magnate estadounidense Jeremiah Henderson, ahora se suma un nuevo llamado para la venta de una propiedad ligada a capitales extranjeros.

Preocupación ha generado en Chiloé y, en particular, en Ancud, un aviso de remate aparecido en las últimas horas, en que se da cuenta de la subasta del Centro de Investigación y Ecoturismo ubicado en las pingüineras de Puñihuil y que es propiedad de la Fundación Otway. El tema será evaluado en la próxima reunión del Consejo Regional de Los Lagos.

La historia ocurrida con la subasta del Fundo Isla San Pedro, en el sur de la provincia, se repite esta vez en el norte del Archipiélago, denunció el consejero regional Eugenio Rivera, quien señaló que hay que "socializar, denunciar y tomar conciencia de este hecho".

Según un aviso aparecido en la prensa nacional, el martilleo público incluye el inmueble de una hectárea y media en el sector rural con borde de playa de 240 metros, un complejo habitacional para diez personas, el sendero botánico y tres derechos consecutivos de agua.

PROBLEMA

Rivera indicó que en este momento es "necesario visibilizar el conflicto, porque en este momento no nos asiste una medida coercitiva para evitar el remate", enfatizando que se trata de un particular que está vendiendo.

De todas formas, el core explicó que el proyecto desistido por la Fundación Otway "se ha generado con recursos de la solidaridad internacional y no puede ser que una persona, independiente que se retire de allí, pueda vender a su sola firma y quedarse con recursos y decirle a cualquier privado que aquí la solidaridad internacional me la paso por cierta parte del cuerpo".

En este sentido, el representante de Chiloé en el Consejo Regional señaló que es necesario ver la forma de apoyar la adquisición, con fondos públicos, para generar un gran proyecto de conservación. "Eso es lo que propongo como tema de trabajo", adelantó.

"Este cuento no es nuevo", acusó el decé, agregando que "vamos conociendo un tipo, que muy respetable será, pero que va recorriendo gran parte de Chile, buscando nichos de negocio, y luego de armarlos se va, rematando y vendiendo a terceros".

El consejero admitió que ha tratado de mantener algún tipo de contacto con la Fundación Otway, pero que han sido infructuosos los esfuerzos.