Usted está en : Portada : Seguridad Ciudadana Sábado 4 de octubre de 2008

Niño sufre un feroz caso de "bullying"

Incluso, el padre del estudiante fue atacado violentamente -a piedrazos- por intentar interceder por su hijo.

Ulises, en estos días permanece casi exclusivamente en su casa del sector alto de Castro. Incluso, dentro de su hogar siente miedo por lo que han sido las peores semanas de su vida. Tiempo en que se ha convertido en otro de los damnificados por el maltrato escolar, el denominado "bullying", que hasta traspasó las fronteras de su escuela.

El niño de 14 años apenas sale a la calle acompañado de sus familiares, o junto a su perro. El temor por nuevos ataques ronda en todo momento por su cabeza, y la de sus más cercanos. En especial, luego de la sangrienta agresión que sufrió en los últimos días, la que también alcanzó a sus progenitores.

El padre del estudiante, Mauricio C., denunció la verdadera pesadilla que vive su hijo. "Existe un grupo de alumnos que siempre le quita sus cosas. Le escupen la ropa y lo golpean... Él sólo se junta con dos amiguitos, no le hace daño a nadie", relató con angustia.

Esta cruel situación se trasladó a la vía pública, convirtiendo la rutinaria jornada de colación que realizaba en su vivienda en un infierno. "Hace poco fue operado de apendicitis, por lo que a veces siente dolor al caminar. Eso le pasó cuando venía a casa y tuvo que sentarse en un banco cercano a su escuela, donde fue asaltado por unos jóvenes. Lo amenazaron con cuchillos, le pegaron y robaron", recalcó el papá del afectado, con relación a los hechos registrados en la plazuela Eduardo Frei.

Dentro de los agresores, como enfatizó el denunciante, existirían dos alumnos del mismo establecimiento de Ulises, quien los identificó, además de otros sujetos. Por eso, y para terminar con el constante hostigamiento que sufría el menor, sus padres fueron a encarar a los presuntos atacantes.

"Me bajé del auto para conversar con uno de estos muchachos, quien de inmediato me insultó. Después sólo sentí un fuerte golpe en la cabeza... me estaban tirando piedras, por lo que corrí al vehículo y arranqué hacia la escuela, donde salió corriendo mi señora para pedir ayuda", manifestó el vecino.

El tripulante pesquero fue asistido en el centro educacional y luego derivado al hospital castreño, donde se determinó su traslado urgente hasta Puerto Montt. Se le diagnosticó una fractura craneal y múltiples contusiones de carácter grave. "Me reventaron el oído", resaltó el trabajador, quien además sufrió pérdidas por casi medio millón de pesos en su automóvil por el apedreamiento.

DEFENSA

Una vez dado de alta, el padre del niño decidió enviar a su hijo a clases esta semana. Sin embargo, el "bullying" se acentuó. "Le mostraron un cuchillo. Incluso, sus compañeros lo rodearon para defenderlo. Le decían que si iba al colegio lo iban a matar", afirmó.

Debido a este último episodio de violencia, el niño ya no asiste a las aulas por el temor a que resulte herido. Su familia no solamente estampó una denuncia en Carabineros por las agresiones en la plaza, sino que también se contactaron con las autoridades de la escuela Aytué, para que se tomen las medidas del caso.

"Está siendo muy perjudicado. Más allá de los maltratos que recibe, ahora no puede ir a clases. Me dijeron que hiciera sólo los exámenes para evitar problemas en el recinto, pero esto no puede ser, alejarlo a él cuando es la víctima", dijo Mauricio C., quien aguarda por justicia y tranquilidad para su hijo.