Usted está en : Portada: Crónica
Viernes 2 de abril de 2010
Habitantes de las islas Desertores quieren volver a pertenecer a Chiloé
Uno de los elementos esgrimidos por los paleninos al parlamentario es que se sienten abandonados de sus autoridades comunales y provinciales.

Cerca de 200 familias son las que habitan en las islas Desertores, conjunto de ínsulas que si bien geográficamente forman parte del Archipiélago de Chiloé hace 34 años pertenecen administrativamente a la provincia de Palena, situación que sus residentes aparentemente pretenden revertir.

Al menos así lo habrían hecho sentir algunos pobladores del también denominado grupo Desertores, -integrado por islas Chulín, Chuit, Imerquiña, Talcán, Auteni y Nayahué- al diputado por Chiloé y Palena, Gabriel Ascencio, quien en los próximos días presentará esta inquietud a la Subsecretaría de Desarrollo Regional.

El proyecto que el parlamentario presentaría el martes al titular del organismo busca que las islas vuelvan a depender administrativamente de la provincia insular, particularmente de la comuna de Quinchao.

"Voy a presentar el proyecto, pero su concreción dependerá de la disponibilidad de tiempo y de las prioridades de la Subdere", comentó el abogado, agregando que "de ser aceptado se debería realizar un plebiscito en la zona para que las personas definan de quién quieren depender".

Otro de los aspectos que se debe tener en cuenta es que las autoridades locales -el gobernador de Chiloé César Zambrano y el alcalde de Quinchao Santiago Torres- estén de acuerdo con esta iniciativa.

"Creo que la mayor oposición podría ser la del alcalde de Chaitén, Pedro Vásquez, aunque las islas ya dependen de Quinchao para algunas cosas, como es el caso de la atención del Instituto de Desarrollo Agropecuario, Indap", acotó el político.

Una de las personas que se mostró de acuerdo con la iniciativa de reincorporar a la provincia las islas Desertores fue el profesor Pedro Chacano, quien se desempeña en la Escuela de Nayahué.

Al respecto, el docente de origen chaitenino expuso que "existen muchas razones fundamentadas para pertenecer a la provincia de Chiloé, pudiendo ser a la comuna de Quinchao".

Entre las razones detalló la conectividad y aspectos antropológico-culturales, ya que muchas de las personas que habitan en las Desertores se sienten más cercanas a Chiloé, incluyendo lazos familiares.

Durante su labor docente realizada en los últimos años en la zona, el profesional también ha observado que muchas de las costumbres de las islas hoy administradas por Chaitén son más cercanas a las chilotas que a las cordilleranas.

Al mismo tiempo, Chacano sostuvo que el intercambio comercial de los habitantes del grupo Desertores se efectúa principalmente con la isla Quinchao y también con la comuna de Dalcahue. "Casi nadie de las islas viaja a Palena", afirmó.