Usted está en : Portada : Crónica Viernes 28 de julio de 2006

La bandera de la discordia

El objetivo de protestar por la postergación de Chiloé pasó a un segundo plano ante el protagonismo del gesto del alcalde Águila.

SARA CURUMILLA S.

SIMBOLO. El alcalde de la comuna de Castro, Nelson Águila, levantó un gran revuelo al portar la bandera española como un símbolo de protesta.

Nelson Águila dijo que "por ignorancia, desconocimiento o mala fe" se puede dar diversas interpretaciones a la acción de portar una bandera de España en la protesta de Chacao, el pasado martes. Reiteró que se trató de un simbolismo para manifestar que "a lo mejor este territorio, si hubiera seguido siendo parte de la corona española, tendría mejores condiciones que el trato que nos ha dado la zona central".

Águila lamentó que ese hecho haya centrado una mayor atención que el verdadero objetivo que la manifestación.

 

OFENSA

 

El concejal de la comuna de la capital provincial, Julio Álvarez, señaló que entiende que se trata de una decisión personal del alcalde Águila, pero, a su juicio, mostrar una bandera de un país extranjero es una ofensa, en particular, para el pueblo huilliche de Chiloé. Refiriéndose a la historia insular, sostuvo que "los españoles llegaron con un propósito evangelizador que no fue cumplido y otro de conquista, "por lo tanto me parece que es una ofensa a los chilotes originarios", subrayó.

El concejal socialista afirmó que el gesto de Águila le parece además una ofensa "al patriotismo de todos los chilotes". Puntualizó que se puede discutir la actitud de las autoridades del nivel central o regional pero no que "Chiloé pertenece a Chile. Quiero que mi Presidenta sea la doctora Bachelet y no depender del Rey de España", precisó. Añadió que pensar que un país podría ser mejor dependiendo de una potencia extranjera y volver a ser colonia de un país europeo, le parece una expresión "inaceptable".

 

REFLEXIÓN

 

Para el antropólogo y asesor del Consejo de Caciques de Chiloé, Manuel Muñoz, "el símbolo de ondear la bandera española por parte de la Municipalidad de Castro debe llevar a una urgente reflexión en el contexto nacional", para lo cual, según expresó, se debe considerar la realidad en torno al centralismo que en su opinión genera "un autoritarismo brutal".

Muñoz aseguró que efectivamente en Chiloé hay una sensación histórica de abandono. "Es un sentimiento que antropológicamente está documentado en la historia", dijo.

El profesional, que aclaró que no es partidario de la construcción del puente y que cree que no es una demanda que represente a Chiloé, reiteró que en el signo de la bandera protagonizado por Águila hay una evidencia que Chiloé sigue siendo una colonia chilena. Añadió que para los pueblos originarios es doblemente significativo. "Los mayores logros que los pueblos originarios alcanzaron durante la colonia española han sido sistemáticamente negados por la colonización chilena", subrayó.

 

PARTICIPACIÓN

 

Para Manuel Muñoz, solo se visualiza un avance en la solución de los problemas de diversos sectores, si se logra la autonomía a través de la creación de la Región Chiloé. "La realidad de los permanentes atropellos o de la falta de cumplimientos de los compromisos sería muy diferente si es que nosotros tuviésemos participación en los procesos de proyección de cualquier tipo de obras que se quiera implementar en el Archipiélago", enfatizó.

 

"El puente lo

pagamos nosotros"

 

El concejal de Quellón, Renato Azócar, se mostró partidario de un plebiscito para resolver el tema del puente de Chacao. "Pienso que aún es tiempo de debatir un poco más y de preguntar cuántos son los chilotes que quieren el puente con inversión pública y cuántos son los que no quieren inversión pública", subrayó.

A juicio de Azócar, si los costos del proyectos resultaran más elevados que aquellos que se tienen presupuestados, se debería organizar un plebiscito con la participación de los habitantes insulares. En ese plano, dijo que apoya la moción del alcalde de Quellón, Luis Uribe, que es partidario de preguntarle a los chilotes si quieren que se destinen mayores recursos o esos montos se inviertan en otras obras.

Sergio Villalobos, presidente del Comité Pro Puente de Chacao, dijo que no le parece conveniente que se haga un plebiscito a consecuencia de un proyecto que está totalmente decidido.

Villalobos aclaró que todos los montos que han aparecido mencionados como posibles costos del megaproyecto "no pasan de ser suposiciones" y que de ser más altos "el gobierno no debería preocuparse porque finalmente el puente lo vamos a pagar los propios chilotes".

Para el dirigente del comité ancuditano, "cuando hay voluntad perfectamente se puede llegar a acuerdos y uno de ellos podría ser la ampliación del plazo de concesión", señaló. "Por ahora habrá que esperar los informes financieros que se entregarán el 31", añadió.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto